Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Sociedad y Estado (Medium)

En este libro Luis Ortiz analiza, desde la Sociología política, la “lógica y formas del modelo político” paraguayo así como las coyunturas de las alternancias en el ejercicio del poder público y de la regresión posterior. El autor a lo largo de nueve capítulos que se refieren a otros tantos aspectos de los procesos políticos de nuestra sociedad, reflexiona sobre los factores socioeconómicos que condicionan negativamente los intentos fallidos de construir un régimen democrático de gobierno, que supere el Estado oligárquico cuyas raíces se hallan en el largo orden autoritario.

En el estudio se resaltan los condicionamientos sociales marcados por fuertes desigualdades. La estructura social del sistema político paraguayo tiene base agraria y la oligarquía agroexportadora que se fortaleció con el orden autoritario enraíza su poder en el control de la tierra. Esas desigualdades aumentaron durante la prolongada “transición a la democracia”; el notable crecimiento del agronegocio implicó mayor concentración de la tierra y un intenso proceso de expulsión de la población rural Se trata, según Ortiz, de una democracia conservadora en tanto régimen político que preserva su carácter autoritario, reproducido además por los medios comerciales de comunicación que sobrevivieron a la dictadura y que se presentan como “paladines de la democracia”.  En esta visión resulta problemático el ejercicio de la ciudadanía en condiciones de desigualdad extrema, sobre todo para los sectores sociales desfavorecidos, tales como los campesinos, cuya participación en la estructura de poder asume una modalidad dual: la lucha por la tierra y el clientelismo.

En el trabajo se contraponen las teorías de la transición desarrolladas en Estados Unidos y Europa, que presentan límites para dar cuenta del desarrollo de la democracia en países de América Latina y Paraguay. Con grandes asimetrías en sus estructuras sociales, los sistemas políticos latinoamericanos difícilmente se constituyen en sistemas de representación de ciudadanos. La particularidad del caso paraguayo se da por la utilización intermitente de la fuerza en connivencia con un discurso desmovilizador volviendo eficaz el sistema de dominación. En su análisis de la participación política, Ortiz muestra que el autoritarismo y las relaciones de clientela la limitan severamente.

En la reflexión sobre los caminos que deberían tomarse para revertir la situación, el autor plantea la necesidad de revisar el concepto vigente de Estado, de modo a reformularlo en términos de políticas de inclusión, que respondan a demandas de la ciudadanía. Esto implica revertir la desigualdad en un pacto social con políticas redistributivas. El planteamiento requiere clarificaciones si se tiene en cuenta que entendemos por ciudadanía el status de los individuos como miembros plenos de una comunidad y que ella abarca diversas esferas, que se expresan en derechos y obligaciones, de modo que su expansión es inseparable del aumento de posibilidades para la mejora de las condiciones de vida. Dicho de otro modo, ¿cómo lograr el pacto entre iguales si la ciudadanía integral, que va mucho más allá de la participación en elecciones, supone el ejercicio de los derechos civiles, políticos y sociales cuyas condiciones actuales no permiten su ejercicio? La privación de necesidades materiales básicas dificulta aquel ejercicio y niegan a los afectados su condición de ciudadanos.

En las formulaciones de Luis Ortiz, en esa construcción de escenarios debe tenerse en cuenta que la historia política paraguaya deja consecuencias y algunas de sus características se reproducen en la transición. Con la misma base social y sin un proceso –al menos incipiente– de industrialización se configura una matriz socioeconómica sin los agentes sociales fuertes que formulen las demandas pertinentes al Estado.

La gestión pública, la participación y la democratización del Estado también es analizada por el autor, que plantea un diagnostico de la administración pública en sus conexiones con la participación pública en la gestión, inseparable de la democratización del Estado. Esto supone la presentación de demandas ciudadanas a través de mecanismos que deben especificarse, así como de formas de procesamiento de estas demandas, además de la rendición de cuentas.

Debido a las desigualdades sociales, el clientelismo –que transforma el derecho en favores– se impone a la participación ciudadana. En el mismo orden de cosas, otro riesgo consumado recurrentemente es la cooptación desde el Estado de actores movilizados. En esa perspectiva, por el lado de lo deseable, la democratización de la estructura burocrática que se requiere a nivel municipal, regional y nacional, requiere esquemas y métodos para viabilizar la articulación entre ciudadanos y Estado, así como mecanismos de recepción de demandas y de procesamiento de las decisiones.

Finalmente Luis Ortiz analiza las elecciones de abril del 2008 y el proceso político que desencadenó ese hecho histórico, sopesando los factores que permitieron la alternancia. Se señala que desde el gobierno aparecían limitaciones severas por su condición potencial de cautivo de un poder legislativo conservador. En cuanto a los alcances y límites del gobierno del cambio, considerando los dos primeros años de mandato, el autor indica cómo se reproducen características de un estado oligárquico con clientelismo rural, aunque haya tenido logros importantes como la renegociación del tratado de Itaipu o bien la inserción de un enfoque de derecho en la política pública. En el trabajo se plantean hipótesis sobre el golpe de Estado parlamentario del año 2012, considerando algunas de sus causas y efectos.

Para concluir cabe señalar que el libro ayuda a entender el proceso de democratización en Paraguay desde múltiples entradas: el lector puede empezar por cualquier sección y al concluir su lectura igualmente hallará un planteamiento articulado con suficientes argumentos para sumarse a proyectos orientados a la superación de la sociedad excluyente y al cambio de un sistema político cuyo carácter democrático se restringe aun a una formalidad.

                                                              (Prólogo de Ramón Fogel)

Ntra. Sra. de la Asunción 1339
Asunción - Paraguay
(595 21) 490 290
Email: icso@icso.org.py

Todos los Derechos Reservados © 2017

Seguinos

   
Ereerea Studio